Testimonios

“Sólo os explicaré un dato muy significativo de mi experiencia en el grupo de terapia al que asistí hace ya algún tiempo:

Recuerdo la sensación de ahogo y miedo que experimenté el día anterior. No sabía mi reacción al enfrentarme a gente que no conocía, pero cogí mi timidez, mi agorafobia y tomé la decisión de asistir al grupo el día y hora que me indicaron.

Fui en taxi, por supuesto. Nada de autobuses, ni metros (menos todavía, ¡qué horror!) Al entrar pensé, “qué hago yo aquí” y mi deseo hubiese sido esconderme dentro de un armario empotrado que había en un lado de la habitación, pero, poco a poco, las sonrisas con que me recibieron las personas del grupo me quitaron la angustia del momento.

Y ahora viene lo bueno… el segundo día de la terapia de grupo, a la semana siguiente, mi preocupación se centró más que nada en si me quedaría mejor el suéter marrón o la blusa verde… ¿comprendéis? ¡ANIMO!”
Laia L (Barcelona)

“En mi caso me costó muchísimo decidirme a acudir a una terapia de grupo, aunque sepas positivamente que te irá bien, que vas a encontrarte con gente que te entenderá porque están pasando el mismo calvario que tú.

Piensas qué te preguntarán y también te asalta la duda de qué es lo que debes decir y qué no… qué pensarán de ti… si te verán como un bicho raro (ese era el sentimiento que tenía de mí mismo, claro). El terapeuta del grupo ayudó a clarificar y despejar todos los miedos, tanto los míos como los de los demás y todo empezó a ir bien.

No lo lamento en absoluto, el grupo me ha ayudado a comprender ciertas cosas, tomar decisiones, así como a preguntarme si, en un determinado caso, hubiera actuado de la misma forma en que lo hizo un compañero del grupo y a verme como una persona más. En fin, yo lo recomiendo, te sientes arropado en momentos que lo necesitas. ”
J.L.B. (Barcelona)

“Salgo reforzado de cada sesión, hace dos meses que estoy en grupo de Ayuda Mutua y me ha hecho muy bien. Sigo sonrojándome de tanto en tanto, pero ya no me importa, ahora doy mi opinión, participo en los juegos de rol y hasta he hecho un par de buenos amigos. Gracias.”
Joan T. (Barcelona)

“Resolver problemas personales que arrastras desde hace años, mientras conoces a gente que, como tú, está dispuesta a abrirse y mostrarse tal cual es, esto sí que vale la pena. ¿Qué más se puede pedir?”
Carmen G. (Tarragona)

“Mi experiencia en los grupos fue increíble. Había ido a acompañar a una amiga a un curso taller de Autoestima y Comunicación. Mientras que mi amiga sí que es fan de toda esa “literatura”, yo nunca pude terminar uno de esos libros de autoayuda. Sinceramente, los libros, conferencias y demás menesteres a los que suele asistir mi amiga, me parecían un verdadero tostón sin sentido. Así es que comencé la primera sesión mirando el reloj para saber cuanto más tendría que aguantar lo que imaginaba que vendría. Para mi total sorpresa, lo que se habló en aquella primera sesión me llegó a lo más profundo. No lo quise reconocer en su momento, pero esa noche pensé en las cosas que me estaban pasando y en como incidía mi baja autoestima en todo ello. Creo que en mi vida aproveché tanto un curso. A este le siguió otro específico de habilidades sociales. Le agradezco mucho a la terapeuta y a mis compañeros de grupo, los buenos momentos que me han hecho pasar.”
Sylvia (Barcelona)

“Voy a confesarlo, yo nunca tuve ansiedad, me refiero a mucha ansiedad como contaba la gente del grupo. En realidad mi acercamiento al centro fue porque me sentía sola, necesitaba conocer gente. En el grupo de ayuda mutua me di cuenta que no era la única. Todos tenemos algún síntoma y a veces, aunque no lo estemos realmente, sentimos una inmensa soledad. Si tengo que valorar al grupo diría que fue muy positivo por dos cosas, haber conocido gente interesante y dispuesta a compartir lo que le pasa, y el haber aprendido a vivir mis momentos a solas, no con un sentimiento de angustia, sino disfrutando de mi misma. Le recomiendo el grupo a cualquiera que se haya sentido o se sienta algo angustiado o al margen del resto.”
A.B. (Barcelona)

“Por favor, más vitamina D Grupo! Los animo a participar, está muy bien. Es muy especial porque es un camino que transitas sólo y a la vez muy bien acompañado.”
Albert H. (Barcelona)

“Saber que no estoy solo en esto fue quizá lo segundo mejor del grupo. Lo primero, sin dudas, fue haber mejorado tanto. Gracias.”
J.M (Tarragona)

“Compartir experiencias, conocer gente y sentirse bien (después de tantos años) es lo que me queda del grupo. Saber que mis obsesiones “inconfesables” ni son tan anormales ni tan inconfesables. Me habéis hecho sentir muy bien, muy cómoda dentro del grupo, inclusive en los momentos más difíciles. Os animo a continuar como hasta ahora.”
Valentina (Barcelona)

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar